3 abr. 2008

9.- A por la fachada

Despues del jaleo de premios virtuales, organización de la tienda (podeis visitarla haciendo clik en el cartelito, arriba a la derecha) y demás, me pongo a la tarea de seguir con la casita autoconstruida.
Disculpas por tanto retraso, pero una se lía , se lía...
En este punto tenemos la carcasa montada, electrificada y empapelada, hemos cortado los huecos de las puertas en los tabique interiores y las ventanas y puertas en el tablero de la fachada.

De momento, partiendo de la idea de que es nuestra primera construcción, yo sugería utilizar ventanas y puertas compradas y ajustar los cortes de los huecos a las medidas de estas; para quien quiera hacerlo todo, después de explicar como ponemos el tejado y las tejas, dedicaré una entrada a como hacer una ventana y una puerta sencillas.

Los cortes de ventanas y puerta/s en la fachada los hemos marcado teniendo en cuenta:

Que cada habitación tenga una ventana o balcón
Que esta quede centrada (o descentrada) y armónica
Que la altura de las bases de las ventanas (si son iguales) quede en línea recta

Vamos, que para esta primera obra vuelvo a sugerir lo "ya hecho", la fachada de la casa azul que nos ha servido de modelo. Más adelante, con la práctica que esta casita nos ha dado , ya podemos plantearnos un diseño propio.

Con los huecos cortados, pero sin colocar aún las ventanas y puertas, ponemos el tablero de la fachada en su sitio, tal como va a ir definitivamente , pero sin pegarlo ni atornillarlo aun (podemos sujetarlo por el exterior con cinta de pintor para que no se mueva).
Por el interior de las habitaciones marcamos con lápiz la línea de los tabiques y suelos, y para no liarnos después, escribimos la habitación a que corresponde.

En la imágen ( vale, si... ni las ventanas están centradas , ni cumplo nada de lo que digo, pero tened en cuenta que el dibujo está hecho con el paint, a pulso, y que os vale la pena hacer lo que yo digo, no lo que yo he hecho...)

Vuelvo a la imágen: las líneas rojas sugieren la marca que os dejará el lépiz, y el espacio entre ellas al grosor del tablero (aquí exagerado para que se vea). El papel o pintura debería llegar solo hasta la línea, será más fácil pegar el tablero y quedará mejor.

En las líneas horizontales (suelos y techos) no es necesaria una precisión micromilimétrica, sobre todo si luego va zócalo o rodapiés o cornisa que asegura el tablero y da un acabado más limpio.

En las líneas verticales es donde hay que tener una mayor precisión: son las uniones de las esquinas, y un error de menos de medio milimetro basta para estropear el efecto.
En la entrada "empapelar " ya recalcaba la importancia de dejar una solapita de cinco milimetros en estas zonas: ahora es cuando la vamos a aprovechar.
Os recuerdo tambien la importancia de revisar el sentido de los dibujos del papel si los tiene , y de intentar encajar el dibujo final de una esquina con el inicial de la siguiente.

Utilizaremos las marcas de lápiz para poner el papel que correspode a cada espacio, sin preocuparnos de los huecos de ventanas; se empapela TODO y más tarde, cuando hayamos decorado la fachada, se recorta el hueco de ventanas y puertas con un cuter con toda facilidad.


En las líneas verticales, las esquinas, dejaremos cinco milimetro sin encolar; ¿Para què? Una vez colocado el tablero en su sitio, encolaremos primero la pestaña que habíamos dejado de más en la otra pared, y sobre ella , dando la cola con un pincel y mucho cuidado, encolaremos la parte que hemos dejado sin pegar: así no quedrán huecos sin cubrir en la esquina.

Por supuesto que podeis pasar de esta recomendación, y si sois muy precisos todo os encajará perfectamente sin necesidad de pestañas, encolados posteriores y demás, pero...yo cuento el truco para que el que quiera lo aproveche.
Encajamos el tablero-fachada en su sitio, con una línea de cola en cada espacio sin papel o pintura por el interior, y aseguramos con tornillos por el exterior:

Si la decoración de la fachada va a llevar maderitas o molduras que tapen los tornillos , no hay que preocuparse. Si la decoración de la fachada va a ser lisa, habrá que rebajar un poco la entrada del tornillo de tal forma que la cabeza quede hundida y el agujerito se rellena con pasta, se lija cuando seque y se pinta con el resto de la fachada.
En la imagen los puntos rojos son los tornillos, uno en cada esquina y otro en el centro de cada "piso". Las líneas discontinuas señalan el tablero interior al que debe ir PERPENDICULAR y en el centro, el tornillo. Podemos marcar con un taladro y broca muy fina el emplazamiento del tornillo





Mientras todo el conjunto se seca, vamos pensando en el color y textura que queremos para la fachada y laterales:

Podemos dar una mano de Alkil o Geso mezclado con arena , repartido de forma regular. Al pintar después encima el efecto será el de una superficie irregular pero uniforme

Podemos dar una mano fina y diluida de escayola que al secar queda adherida a la madera: a golpecillos de pincel, a golpes de espátula, haciendo remolinos...

Una capa de pasta Das, de secado al aire, extendida sobre las propias paredes y o bien aún húmeda o bien cuando ya ha secado (se hace de las dos formas), marcar líneas paralelas del ancho adecuado a ladrillos, y luego dividirlas según el modelo

Si vamos a utilizar texturas hay que dejar el espacio del marco de la ventana o puerta sin cubrir, para que luego la medera nos encaje bien. Lo marcamos con lápiz y dejamos ese márgen.

Conviene probar sobre un trocito de madera que nos haya sobrado el efecto y tamaño de lo que hayamos pensado.

Otra forma es el sencillo pintar de un color y no añadir texturas ni más florituras de momento.

Pintamos, pues, de la forma elegida, SIN RECORTAR aún del papel los huecos de las ventanas y puertas, así protegeremos el interior y evitaremos que se manche con salpicaduras.

Satisfechos con el resultado, recortamos el papel de huecos de puertas y ventanas, colocamos y pegamos estas, (que ya habremos pintado ANTES, es más fácil que una vez colocadas), y pegamos los marcos interiores que tambien tendremos pintados.

Ya solo nos queda el tejado y las tejas, y para los más decididos, una escalera falsa y hacer puertas y ventanas.

La siguiente será una comparativa entre los muebles y artículos de las distintas casas comerciales de gama baja Eurominis, Artesania Latina, Chaves, Creal y las inglesas Maple street, Glenowen y alguna más : precios, diferencias o similitudes entre algunos muebles y miniaturas, y las conclusiones las sacan ustedes.

Hay un poco de tontería en la parte comercial de este mundillo, y una que en largas noches de insomnio ha navegado por todas ess páginas y más, ha ido deduciendo...

Otra cosa es los ARTESANOS que crean sus propios muebles y miniaturas, para ellos y su trabajo todo mi respeto.

No hay comentarios: